Faltan dos jornadas para que el Real Madrid dé carpetazo a la Liga española y Florentino Pérez ya prepara un once galáctico sin Mourinho. Dos trabajadores del club podrían estar en Brasil intentando negociar con los representantes de Neymar, según la información de la cadena SER.




Al parecer, el presidente apuesta por un fichaje mediático que le sirva para devolver la ilusión a la afición después de una temporada cargada de fracasos. La más que previsible marcha de Mourinho y la desmotivación de un vestuario agotado por las disputas le obligan a tomar decisiones. Además, está al caer la convocatoria de elecciones a la presidencia y ya sabemos lo que le gustan a Florentino los fichajes de relumbrón…

¿Cómo puede el presidente reconciliarse con una afición dividida? ¿Qué necesita hacer para volver a ilusionar al madridismo? Florentino sabe que podría empezar de cero dando un golpe de efecto inesperado. Robarle al Barcelona el fichaje de Neymar sería recibido como una victoria. Se entendería como la mejor forma de olvidarse de Mourinho y de los líos extradeportivos que han perjudicado a la imagen del club.

Imagino a Neymar vestido de blanco en un Santiago Bernabéu abarrotado, decorado solo para la ocasión. Con su hijo Davi Lucca en brazos delante de un cartel gigante dándole la bienvenida. Como ocurrió cuando llegó Kaká y sobre todo cuando aterrizó Cristiano Ronaldo. Florentino sabe que necesita un nuevo galáctico, un show renovado, una estrella…

Neymar, harto de especulaciones 

Ronaldo y Neymar se saludan durante un acto.

Ronaldo y Neymar se saludan durante un acto.

Mientras el Real Madrid insiste en el fichaje de Neymar y la afición debate sobre si encajaría en el equipo, el delantero brasileño intenta que lo dejen en paz. “El fútbol se está convirtiendo en algo muy pesado”, dijo en referencia a los rumores sobre su futuro. El ídolo del Santos aprovecha los momentos libres para pasárselo bien. En el último viaje acudió a Santa Catarina a una fiesta organizada por su amigo Alexandre Pires, conocido en España por ser el cantante de Só Pra Contrariar.

Y aquí comienza otro debate: ¿en qué ciudad sería más feliz, en Madrid o en Barcelona? ¿Dónde lo dejarían vivir más tranquilo? ¿Dónde sufriría menos presión? (Próximamente… ¡post!)

Ronaldo podría tener la última palabra

Neymar pertenece a la agencia 9ine, propiedad de Ronaldo. Aunque ‘O Fenômeno’ ha declarado su amor por el Real Madrid en múltiples ocasiones, no hace mucho tiempo sufrió un lapsus. “Hay que evaluar cuál será su impacto en el fútbol europeo cuando llegue a Barcelona”, dijo el ex delantero.

¿Será que el agente más poderoso de Brasil da por cerrado el fichaje? ¿Y qué pasaría si Florentino estuviese dispuesto a pagar una posible prima al Barcelona por ‘levantarle’ al jugador? ¿Qué diría Ronaldo? Todo hace pensar que en igualdad de condiciones aconsejaría a Neymar a irse al Real Madrid, pero ¿tendrá miedo de que tanta presión de golpe lo conduzca al fracaso?

En ese caso, el llamado a convertirse en sucesor de Pelé podría dejar de ser una mina de oro para convertirse en un nuevo Robinho. Por cierto, esta odiosa comparación me parece injusta. Neymar todavía no ha pisado césped español. Acabe donde acabe, por favor, démosle un voto de confianza. Después de tanto agobio, ¡se lo merece!





Comments

comments