El estadio Mané Garrincha, que será la sede de la apertura de la Copa Confederaciones 2013, ya ha sido inaugurado. Concebido como un espacio funcional y multiusos, el campo de fútbol de Brasilia, es uno de los más sencillos y completos de Brasil para el Mundial de 2014. 




El partido inaugural entre Brasiliense y Brasilia acabó con 3-0. Bocão y Washington marcaron los dos primeros goles. El tercero fue obras de Romarinho, hijo de Romario, que daba el título del campeonato estadual al Brasiliense.

De las 72.000 plazas disponibles se pusieron a la venta 22.000 entradas 6.000 de las cuales fueron regaladas a los trabajadores que han participado en las obras del estadio.

Elza Soares abrió la ceremonia inaugural cantando el himno de Brasil. La cantante fue mujer de Garrincha, el histórico jugador del Botafogo que da nombre al campo y que murió como consecuencia del alcoholismo a los 49 años.  Después se emitió un vídeo en el que el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, lamentaba no estar presente en el acto de apertura.

Santos-Flamengo, la última prueba antes de la Copa Confederaciones
El próximo fin de semana, el estadio Mané Garrincha de Brasilia acogerá el partido entre Santos (São Paulo) y el Flamengo (Río de Janeiro) correspondiente a la primera jornada. Este encuentro será el último test del campo de fútbol de la capital de Brasil antes de recibir la apertura de la Copa Confederaciones el 15 de junio en el que la selección anfitriona se enfrentará a Japón.




Comments

comments