Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro
Copa Confederaciones Brasil 2013: mi ‘trabajo’ en Río de Janeiro

Os debo esta entrada. Como ya conté en ‘post’ anteriores, gané un concurso organizado por AFEPE y patrocinado por Google España y me fui a Río de Janeiro una semana para narrar mi experiencia en la Copa Confederaciones en el perfil de Google+. También quería contar aquí mis historias cotidianas en tierra carioca, pero hasta hoy no he tenido tiempo de hacer recopilación de datos y sentarme tranquilamente. Llegó el momento.




Tengo un montón de anécdotas, de experiencias divertidas, de aventuras que contar, pero me da la impresión de que la derrota de España ha dejado un ambiente de necesidad de olvido, de borrón y cuenta nueva, de preparación para una nueva etapa. Sé que tal vez es tarde para hablar de la Copa Confederaciones, pero no quería cambiar de tercio sin compartir aquí un poquito de mi ‘trabajo’ (quiero trabajar así siempre) en Río de Janeiro. 

Sin intención de herir sentimientos, tengo que decir que en Brasil el fútbol se vive mucho más intensamente que en España. Fui testigo de la explosión de las protestas ciudadanas en las calles y comprobé ‘in situ’ cómo la gente es capaz de olvidarse de sus problemas durante 90 minutos, el tiempo que dura un partido de su selección. Después, otra vez la lucha, el compromiso, el sentimiento de obligación de contribuir a un cambio profundo en la distribución de riqueza del país y acabar con la corrupción.

Sin entrar a valorar quien mereció más ganar el título, solo puedo confirmar que realmente Maracaná es el templo del fútbol. Viví el España-Tahití allí (10 goles facilitos a la vez que crueles de nuestra selección) y el ambiente fue espectácular. Evidentemente hubiera preferido estar en la final, pero ya se sabe… «a caballo regalado no le mires el diente». (Y gracias infinitas de nuevo a los organizadores del concurso por confiar en mí).

Como no puedo meter directamente aquí los vídeos de mis momentos en Río de Janeiro durante los días de Copa Confederaciones porque no tengo canal de Youtube, insisto en añadir aquí el link de Google+ para que veáis los que he publicado. Esto solo para que vayáis conociendo un poquito mejor cómo es el ‘jeitinho’ brasileiro. 😀

Os dejo unas fotitos, que eso sí puedo publicarlo 😉

 




Comments

comments