La Copa Confederaciones no fue suficiente para atraer turistas a Brasil. Un estudio del Serviço de Proteção ao Crédito (SPC Brasil) asegura que el torneo continental ni atrajo a los visitantes extranjeros ni causó un intercambio de turistas entre los diferentes estados del país. Según este estudio, el 85 % de las personas que asistieron a los partidos vivían en la región donde tuvo lugar el encuentro. Por su parte, la FIFA informó de que solo un 3 % de las entradas fueron adquiridas por aficionados extranjeros. 

“Un estudio anterior, realizado el pasado mes de abril, aseguraba que el 83 % de los comerciantes brasileños confiaba en que la Copa Confederaciones traería nuevas oportunidades de desarrollo a los negocios locales. La ausencia de turistas en este evento junto con los resultados de las manifestaciones en las calles, han frustrado esas expectativas”, aseguró a la agencia Estado el presidente de la Confederación Nacional de Dirigentes de Tiendas (CNDL), Roque Pellizaro Junior.

El perfil medio: hombres solteros de entre 18 y 34 años

De acuerdo con esta investigación, la mayoría de los aficionados que asistieron a la Copa Confederaciones de Brasil eran hombres  (62%), solteros (59%), con una edad entre los 18 y los 34 años (60%), que iban acompañados por amigos (45%).

Otro dato relevante que se desprende del estudio es que la gran mayoría de los aficionados (un 70%) no compró regalos para llevar a casa. La mayor parte del gasto fue directamente a los bares, restaurantes y discotecas de la zona.

La nota: un notable bajo

Según los encuestados, entre 0 y 10 la nota media de la organización de la Copa Confederaciones de Brasil sería un 7. Los estadios fueron los mejor valorados con un 88% de notas positivas. Les siguen el hospedaje (58%), el comercio general (57%) y bares y restaurantes (56%).

Las peores notas se las llevaron el transporte público (48%), los aparcamientos (46%), la movilidad urbana (40%) y los aeropuertos (29%).

Conclusión: Brasil no está preparado para acoger el Mundial

La gran mayoría de los entrevistados (85%) considera que mereció la pena el gasto personal realizado para asistir a la Copa Confederaciones. Al mismo tiempo, un 62% de los aficionados considera que Brasil no está preparado para acoger el Mundial de 2014.

“El público considera que la preparación es adecuada para un evento de prueba como la Copa Confederaciones, pero todavía hay que mejorar para el evento principal”, afirma el gerente financiero de SPC Brasil, Flávio Borges.




Comments

comments