Joseph Blatter ha afirmado en una entrevista a la agencia DPA que la elección de Brasil como sede para el Mundial de 2014 pudo haber sido un error. El presidente de la FIFA se ha mostrado muy preocupado por las protestas populares que tuvieron lugar durante la pasada Copa Confederaciones. «Si vuelve a ocurrir tendremos que preguntarnos si escogimos una opción equivocada», afirmó. 

Blatter aprovechó la ocasión para meter presión a los políticos brasileños, que según su opinión son los que tienen que reflexionar sobre la situación real del país. «Nosotros no tenemos nada que aprender de las protestas pero sí los políticos brasileños. La FIFA no es responsable de la desigualdad social existente en Brasil«, explicó.

Las declaraciones de Blatter fueron recogidas tras un congreso sobre deportes, medios y economía organizado por Franz Beckenbauer en Austria. En este escenario, el presidente de la FIFA aprovechó para avisar a la Dilma Rousseff de que en septiembre tendrán que volver a tratar sobre este asunto.

«El Gobierno sabe que no debe haber disturbios en el Mundial»

«Creo que las protestas son señales de alerta para el Gobierno, el Senado y el Congreso. Deben trabajar para que esto no vuelva a suceder. Las manifestaciones si son pacíficas tienen que ser aceptadas porque forman parte de la democracia. Estamos convencidos de que la presidenta encontrará palabras y acciones para evitar que esto vuelva a suceder. Todavía queda un año para evitarlo», analizó Blatter.

La FIFA ya mostró su sorpresa por las manifestaciones celebradas por todo Brasil durante la Copa Confederaciones. Incluso se llegó a hablar de una posible suspensión hasta que la situación se calmase. Finalmente, los partidos continuaron y la selección anfitriona ganó a España en la final disputada en Maracaná.

Por si acaso, Blatter avisa: «El Gobierno ya sabe que no debe haber disturbios durante el Mundial».




Comments

comments