La relación entre la FIFA y el gobierno de Brasil se complica. Joseph Blatter ha desvelado que envió una carta a Dilma Rousseff para quejarse de su ausencia en la final de la Copa Confederaciones y lamenta que dos meses después la presidenta de Brasil todavía no ha contestado. 


El máximo dirigente de la FIFA no ha tenido ningún reparo en mostrar públicamente su descontento en la primera entrevista concedida a un medio brasileño, el periódico O Estado de São Paulo. Rousseff, que había sido abucheada en la apertura, no acudió al último partido entre Brasil y España en Marcaná para evitar que la situación se repitiese, algo que el líder de la FIFA no entendió.

“Le escribí después de la Copa Confederaciones. En la carta le dije que estábamos descontentos por su ausencia en la final. Se lo tenía que decir, pero no recibí ninguna respuesta”, explica Blatter en la entrevista.

“Será un Mundial con problemas”

El presidente de la FIFA reconoce también que el Mundial de Brasil 2014 dará problemas debido a la insatisfacción de los brasileños y a las protestas contra la inversión en infraestructuras deportivas.

“Durante la Copa Confederaciones hubo disturbios sociales pero muy buen fútbol y hubo voces que decían que el año que viene sería un problema para Brasil porque nadie querría ir al país. Las cosas no están funcionando y hay protestas, por tanto será un Mundial con problemas”, añade Blatter que más adelante da un mensaje de optimismo: “Hemos comenzado a vender las entradas y se ha desatado la locura. Esta es la Copa del Mundo y todo el mundo quiere ir porque el fútbol es el deporte más popular del planeta. Además es en Brasil, el país del fútbol. La gente quiere estar ahí”.

Blatter aprovechó la ocasión para mandar otro recado a Dilma Rousseff, esta vez en forma de apremio: “Los 12 estadios estarán listos a final de año, no hay duda. Sin embargo, el problema está ahora en los alrededores del estadio, los aparcamientos, el acceso, las calles, los hoteles. Esos son los problemas que tendrán que enfrentar, pero el país tiene tiempo de arreglar eso y los aeropuertos. Ellos necesitan aeropuertos porque no hay tantos hoteles y habrá que usar mucho el transporte aéreo”.



Comments

comments