Eduardo Coutinho ha aparecido muerto en el interior de su casa en el barrio de Lagoa en Río de Janeiro. El cuerpo del prestigioso director, actor y productor de cine, de 80 años, presentaba numerosas puñaladas. Su hijo, Daniel Coutinho, es el principal sospecho del crimen. La mujer del cineasta y madre del presunto asesino también fue apuñalada y se encuentra internada en estado grave en el Hospital Municipal Miguel Couto. El hijo, que sufre esquizofrenia, también se encuentra ingresado con heridas menos graves.

Eduardo Coutinho está considerado como uno de los mejores documentalistas de Brasil. Entre sus trabajos más destacados se encuentran ‘Cabra Marcado para Morrer’, ‘Edifício Master’, ‘Jogo de Cena’ y ‘Babilônia 2000’.




Comments

comments