La FIFA se ha tenido que rendir a la lógica. Ivete Sangalo y Shakira serán las encargadas de clausurar el Mundial Brasil 2014 en un evento en el que también participarán otros grandes nombres de la música brasileña como Alexandre Pires (ex Só Pra Contrariar) y Carlinhos Brown. Wyclef Jean, que canta una de las canciones oficiales del campeonato, también se subirá al escenario del estadio de Maracaná el día 13 de julio.

La gran atracción será, sin duda, el tándem formado por Ivete Sangalo y Shakira, que son amigas íntimas y dos de las divas de la música latina. Aunque la brasileña no es muy conocida en España es necesario recordar que estamos hablando de la cantante más valorada del momento en Brasil. Es una pena que ni siquiera sus colaboraciones con Alejandro Sanz hayan servido para que sea reconocida en este lado de la península ibérica. En Portugal, sin embargo, es una celebridad.

Cuando la FIFA eligió a Pitbull, Jennifer Lopez y Claudia Leitte para inaugurarel Mundial de Brasil, se generó un debate sobre la conveniencia o no de que la mayoría fueran artistas extranjeros. Incluso se dijo que Claudinha no estaba al nivel de la propia Ivete, quien para muchos debería haber sido la encargada de dar la bienvenida al campeonato.

Tras el fiasco de la ceremonia de apertura en São Paulo no hubo sorpresas. «Claro, si hubieran llamado a Ivete…» se comentaba. Y es cierto. Sangalo no es una artista reputada por casualidad. La bahiana es ecléctica, como la mayoría de los grandes músicos brasileños, y atrae con su carisma y simpatía natural. ¡Perfecta para este tipo de evento! ¿Cuál fue el problema?

Ivete no trabaja con Sony, la firma discográfica que colabora con la FIFA. Por eso no la llamaron antes. Ahora, sin embargo, el máximo organismo del fútbol internacional ha tenido que rectificar y contar con ella para reconciliarse, en parte, con el pueblo brasileño. La gala de clausura sí será bien brasileña. ¡Obrigada FIFA!

Comments

comments