Las franquicias de origen español se están implantando en Brasil a un ritmo impresionante. El otro día una amiga brasileña publicaba en su perfil de Facebook unas fotos de unas cuñas de queso manchego (no voy a decir la marca, pero recomiendo la mía familiar, Queso Puerta de Almuradiel) que se vendían en São Paulo a 22 reales (unos 7 euros).




Espantados, sus amigos se quejaban de que había gente que las compraba y ella decía: «¡Esto está lleno de españoles!» Pues sí. Algunos han cruzado el charco buscando empleo y otros lo han hecho con fines comerciales. Cada vez son más las empresas españolas que se instalan en territorio brasileño, algunas franquicias de compañías que resultan totalmente atractivas para la población local y que suponen una oportunidad para pequeños empresarios que confían más en la economía de Brasil que en la española.

El sector servicios es el que mayor aceptación tiene debido a los menores costes de exportación. Por ejemplo, la empresa ‘No más vello’, que en Brasil se llama ‘Não mais pelo’ está implantada en todas las grandes capitales del país y es actualmente una de las que mejores resultados obtiene.

También la red de supermercados Día, que ya es la tercera franquicia con mayores beneficios gracias a la apertura de tiendas en los tres estados brasileños estratégicos: Rio de Janeiro, São Paulo y Minas Gerais. No todos son gestionados por españoles, por supuesto. Pese a la rivalidad deportiva que nos separa lo cierto es que en lo profesional siguen confiando en marcas de España para sus negocios.

Não mais pelo en Brasil.

Não mais pelo en Brasil

 

Otros ejemplos de franquicias españolas que funcionan muy bien en Brasil son Almeida Viagens, que aquí se llama Almeida Viajes, Fun Science, Ciência Divertida, dedicada a ofrecer servicios relacionados con la educación y el entretenimiento infantil, Touch, enfocada en la venta de relojes, tintorerías Prestto, Siluets o D’Unhas.

Según Rogério Feijó, diretor de Inteligencia de Mercado de la Asociación Brasileña de Franchising (ABF), las empresas españolas se han enfocado en ofrecer servicios en Brasil en lugar de centrarse en los productos alimenticios y de restauración como en años anteriores debido a la fuerte competencia de redes americanas.

«La mayoría de las marcas españolas apuesta por la estética y la belleza para ganar espacio en Brasil. Todavía atraemos a las compañías españolas y hay espacio para grupos internacionales en el país ya que solamente el 7% de las franquicias que operan en el país son extranjeras», afirmó.

NO TE PIERDAS:

Las mejores ciudades para emprender en Brasil

– Las franquicias más baratas para invertir en Brasil



Comments

comments