La empresa de preservativos Durex ha revolucionado el Carnaval de Brasil después de colocar una cápsula a 15 metros de altura donde las parejas tienen hasta 10 minutos para practicar sexo.




“Un momento especial disfrutando de una vista increíble al lado de quien te gusta”. Así es como la compañía promociona su original idea en las redes sociales.

Aunque la iniciativa no ha gustado a todo el mundo, lo cierto es que ha tenido impacto en todos los medios de comunicación brasileños, algo que ya de por sí significa un éxito rotundo a nivel de marketing. Durex ha publicado incluso un vídeo de cómo se hizo la polémica cápsula que ya ha sido bautizada como ‘cápsula do amor’.

La equipación interior de este mini motel ‘volador’ situado en el circuito de Barra-Ondina de Salvador de Bahía incluye, además de una original cama, una televisión, un frigorífico, cuarto de baño, sofás y, cómo no, preservativos por todos lados.

Las parejas solo tienen que acercarse y esperar a que llegue su momento de intimidad.

La diputada Fabíola Mansur (PSB), presidenta de la Comisión de Derechos de la Mujer en la Asamblea Legislativa del estado de Bahía, ha pedido la retirada de la cápsula, también llamada ‘trepódromo’, del espacio público porque considera que refuerza la idea del Carnaval como propicio para el “turismo sexual” al mismo tiempo que “desvaloriza la imagen de la mujer“.



Comments

comments