Una de las actividades más sencillas pero más emocionantes que puedes practicar en Río de Janeiro es alquilar una bicicleta y darte un paseo por la orla de las playas, disfrutar de su ambiente, observar como la mayoría de la gente que te cruzarás por el camino sonríe en la ‘cidade maravilhosa’…





A lo mejor yo lo cuento de una forma un poco idealizada, pero mi experiencia ha sido tan sumamente buena, que no puedo hacerlo de otra forma 🙂

Alquilar una bici es muy sencillo. Las encontrarás distribuidas por varios puntos de la ciudad, la mayoría en la zona sur, principalmente Copacabana, Ipanema e incluso en Botafogo y la Lagoa Rodrigo de Freitas.

Si solo las vas a usar un día, puedes pagar los 5 reales (1,5 euros) que cuesta una jornada y listo. Si vas a estar más tiempo y crees que te vas a mover en bici a menudo, puedes coger el plan de 30 días que cuesta 10 reales (3 euros).

Obviamente, si vas a estar más de dos días moviéndote por Rio en bici, te interesa comprar el plano mensual. En este último caso tendrás que registrarte en el sistema Bike Rio. Pincha en menú y elige ‘comprar passe’. Te pedirá que incluyas los datos de tu tarjeta de crédito y te mostrará un mapa donde encontrarás las bicicletas disponibles.

En el caso del pase diario, tendrás que ir a un punto de retirada de bicicletas y desde allí marcar el teléfono 4003 6054. Te pedirá que marques los dígitos de tu tarjeta de crédito para efectuar el pago. En cuanto se realice podrás coger la bici. Para eso tendrás que marcar el número de la estación de bicicletas y el de la propia bici. Una vez liberada (la luz se pondrá en verde) la puedes utilizar durante 24 horas.

NO TE PIERDAS:

Actividades en Rio de Janeiro: ver la puesta de sol en Ipanema

Feira de São Cristovão, el mercado ‘low cost’ del nordeste en Rio de Janeiro

8 motivos para pasar del alarmismo y conocer Rio de Janeiro

– Pedra da Gávea: las vistas más impresionantes de Río de Janeiro



Comments

comments