Primero fe el vigilante ‘gato’ (guapo) del metro de São Paulo. Allí estaba él haciendo su trabajo, garantizando la seguridad de la gente, cuando de repente las chicas comenzaron a acosarlo.




Una foto por aquí, un ‘selfie’ por allá… y la cosa se le fue de las manos. Un día alguien publicó una imagen suya en Internet y tuvo repercusión en dos de las miles de páginas de bromas que hay en Facebook, Gina Indelicada y Hugo Gloss. Tal fue el éxito que su sueño de convertirse en modelo se hizo realidad e incluso vino a jugar al fútbol a España. O sea, la broma le sirvió de trampolín.

Luís Eduardo Oliveira, 'pediatra gato do SUS'. Foto: Instagram

Luís Eduardo Oliveira, ‘pediatra gato do SUS’. Foto: Instagram

 

Después de Guilherme Leão, que así se llamaba el guapísimo vigilante, vinieron otros como el ‘pediatra gato do SUS’. Este médico del servicio público de salud brasileño, también llamado ‘Goiano’, en realidad es de Minas Gerais y vive en Río de Janeiro, donde se ha convertido en lo que Brasil conocen como ‘webcelebridad’.

Tengo que reconocer que soy muy fan de estos nuevos términos brasileños. A las famosillas sin méritos (tipo chicas de Mujeres y Hombres y Viceversa) las llaman ‘subcelebridad’. Al pan, pan y al vino, vino, ¿no? 😀

Al pediatra guapo le encantan las fotos de sí mismo y eso le ha ayudado a conseguir más de 262 mil seguidores en Instagram donde también publica vídeos cantando canciones románticas. Tipo Neymar, cuando se aburre…

Pero esto no es todo. El último en hacerse famoso gracias a una foto suya publicada en Internet ha sido un Policía Militar. En concreto, Tiago Parra, de 25 años. Se limitó a sonreír a una chica que le echó el ojo rápidamente mientras trabajaba en la Avenida Paulista durante una manifestación contra Dilma Rousseff, que no debió generar muchos problemas, a juzgar por la disposición del guaperas 🙂




El caso es que poco tardó en aparecer en la cuenta de Hugo Gloss, donde los comentarios de las fans del bloguero no se hicieron esperar: “Nunca en mi vida quise ser tan delincuente…”, decía una seguidora. Ha sido tal el éxito que ha tenido que abrirse un perfil de personaje público en Facebook para estar en contacto con sus seguidoras.

Esta es la versión masculina de otro fenómeno muy extendido en Brasil, el de las musas. Hay musa para todo. En el Mundial estalló la bomba. Incluso una amiga periodista española que estaba cubriendo el evento protagonizó más de una noticia por ser guapa. La ‘musa del Mundial’ la llamaban hasta que un día se cansó y dijo abiertamente que no le gustaba nada ese afán de buscar ‘miss’ donde no las hay. Como lo hizo con su simpatía habitual, no se lo tuvieron en cuenta, pero ¿acaso no tenía razón?

NO TE PIERDAS:

¿Por qué los brasileños escriben ‘kkkk’?

Cómo entender y tratar a los hombres brasileños



Comments

comments