José Maria Marin fue el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) entre el año 2012 y abril de 2015.




Hijo de inmigrantes españoles, es uno de los mandatarios detenidos en el marco de una operación anticorrupción de la FIFA iniciada a instancias de Estados Unidos. Antes de ser un dirigente destacado del fútbol brasileño, fue político y llegó incluso a ser gobernador del importante estado de São Paulo.

Polémico e incluso arrogante, uno de los momentos por los que se recordará siempre a José Maria Marin fue por el robo de una medalla en un campeonato de fútbol base. En España este episodio no es muy conocido pero en Brasil todo el mundo recuerda al responsable de organización del Mundial de 2014 por esta penosa escena.

Aún no había tomado el mando de la CBF oficialmente (lo haría dos meses más tarde, en aquél momento era vicepresidente) cuando en la entrega de trofeos de la Copa São Paulo de Fútbol júnior, no se le ocurrió otra cosa que meterse una medalla en el bolsillo dejando al portero del Corinthians, Matheus Vidotto, sin premio por la victoria.

La imagen fue emitida en directo por el canal de televisión brasileño ‘Band’ y ha dado mucho que hablar hasta hoy. En su defensa dijo que la Federación paulista se la cedió e incluso el gabinete de prensa de la institución justificó su actuación diciendo que todos los dirigentes reciben una medalla en actos similares. ¿Seguro?

TE PUEDE INTERESAR:

10 cosas que debes saber antes de hablar de fútbol en Brasil

Granja Comary, el ‘escondite’ (frío) de la selección brasileña



Comments

comments