Una de las cosas que más me llaman la atención cuando paso por las casas de apuestas físicas son las pizarras que anuncian los partidos del día.

Muchísimas veces me he encontrado con que la mayor atracción del momento es el Brasileirão y pienso: “Pero si conozco a poquísima gente en España que lo siga (más allá de los brasileños, claro)”. Pues parece que el no ser seguidor de un equipo brasileño no implica que no exista interés por apostar a los partidos de la principal liga de Brasil. Mucha gente que quiere ganar un poco de dinero con el deporte comienza a interesarse por ligas o competiciones que de otra manera no hubieran llamado su atención.

La forma más sencilla de apostar al fútbol brasileño es hacerlo por Internet. No tienes que salir de tu casa, no te perjudica el cambio horario y te informas a través de los medios digitales antes de hacer tus apuestas. Incluso puedes comparar las opiniones de otras personas en las redes sociales. Para ello es muy útil Twitter. Lo recomiendo totalmente. Simplemente tienes que cambiar el país, escoger Brasil y seguir la actualidad del fútbol brasileño. De esa forma no tienes que entrar uno por uno en cada periódico de allí para consultar la actualidad de los equipos (yo lo haría antes de tomar una decisión. Saber las bajas y estadísticas siempre viene bien).

Para realizar una apuesta primero tienes que elegir entre una inmensa variedad de empresas. Yo he hecho una prueba con William Hill, donde puedes hacer todas las apuestas posibles (en realidad puedes elegir cualquiera porque cambian solo pequeños detalles), para adentrarme en este mundillo totalmente desconocido para mi (¿la curiosidad mató al gato? ¡Puede ser!). Primero tienes que registrarte. Lo típico: rellenar las casillas en blanco con tu nombre, apellidos, dirección, contraseña, etc. Después tendrás que introducir los datos de tu tarjeta de crédito y la cantidad que quieras depositar para empezar a jugar. Vamos, es como la forma moderna y digital de echar monedas en un tragaperras.

A continuación es tan sencillo como buscar los partidos y hacer tus apuestas. Si ganas debes entrar en tu cuenta introduciendo tu usuario y tu contraseña y seleccionar tu tipo de tarjeta. En un plazo de entre 5 y 7 días (depende de la empresa) te hacen el ingreso de la cantidad que hayas ganado en tu tarjeta así que puedes disponer de él automáticamente. En el caso de William Hill el mínimo que puedes retirar es de 5 euros y el máximo de 80.000 y no hay comisiones, pero esto puede cambiar ligeramente de una página a otra.

En cuanto a las apuestas hay una amplia variedad. Puedes apostar en directo, hacer apuestas dobles, triples, múltiples, combinadas… y escoger las opciones más complejas para ampliar las posibilidades de llevarte una buena cantidad a casa. Como toda la vida: cuanto más arriesgues, más podrás ganar. Una cosa buena que tiene el fútbol brasileño es que puede haber más sorpresas que en el español, por ejemplo. Mientras aquí estamos acostumbrados a ver ganar al Real Madrid o al Barcelona, allí el Flamengo, el Corinthians o cualquiera de los equipos más conocidos a este lado del Atlántico, pueden tener una temporada mala e incluso descender por sorpresa. Si te gustan las apuestas difíciles, la liga (o ligas si apuestas en los estaduais) brasileña no te dejará insatisfecho.

* William Hill, todas las apuestas de fútbol para los partidos del Brasileirão a los que quieras apostar.

Comments

comments