• 57
    Shares

Petrópolis es conocida como la ‘Ciudad Imperial’ porque fue ideada por el emperador Pedro I, quien proclamó la independencia de Brasil de Portugal en 1822. En el año 1830 adquirió unas tierras en este municipio para construir la residencia de vacaciones de su familia.




Así podrían escapar de vez en cuando de la Quinta da Boa Vista, donde se encuentra el Palacio de São Cristovão, en el que vivían oficialmente, situado en la zona norte de Río de Janeiro y que hoy en día es alberga el Museo Nacional de Brasil.

Palacio de Cristal de Petrópolis. Foto: Terry Feuerborn

Palacio de Cristal de Petrópolis. Foto: Terry Feuerborn

 

Después de años de dificultades, Pedro II mandó a un ingeniero militar alemán, Júlio Frederico Koeler, que se encargase de dar forma al poblado de Petrópolis y además construyese un palacio, una iglesia y un cementerio. Koeler llevó a más de 2.000 colonos alemanes para llevar a cabo esta importante tarea que finalmente vio la luz en 1848 convirtiéndose en la primera ciudad planificada de América Latina.

Ríos, jardines, grandes caserones, plazas y el impresionante palacio. Todo eso encontrarás en Petrópolis, a tan solo 68 kilómetros de distancia de Río de Janeiro, camino de otro estado histórico repleto de riquezas naturales, Minas Gerais.

 

UN DÍA ES SUFICIENTE

Si vas a Río de Janeiro y no tienes mucho tiempo para disfrutar de Petrópolis, puedes hacer una excursión de un día por la ciudad. Contratando un tour te aseguras de que te enseñen todos los rincones importantes y te expliquen la historia de cada lugar. Esto es fundamental si quieres empaparte del verdadero Brasil.

Palácio Quitandinha, en Petrópolis (Río de Janeiro). Foto: Terry Feuerborn

Palácio Quitandinha, en Petrópolis (Río de Janeiro). Foto: Terry Feuerborn

 

El Museo Imperial, la catedral gótica y el Palacio de Cristal son algunos de los puntos imprescindibles que te enseñarán. Puedes comprar los billetes para una excursión de 10 horas y coger el autobús que te lleve directo a Petrópolis desde la zona sur de Río de Janeiro, en concreto desde varios de los hoteles más conocidos. No importa si no estás alojado en uno de ellos. Es solo un punto de referencia.

TOUR DE UN DÍA EN PETRÓPOLIS: escoge la fecha y ¡disfruta!

OTRAS EXCURSIONES RECOMENDADAS:

BÚZIOS (Rio de Janeiro): ¿Merece la pena pasar solo un día en Búzios?



Comments

comments