Esta semana me han pedido responder unas preguntas para un trabajo sobre el Río de Janeiro olímpico en una revista española. Me lo plantearon como una entrevista pero al final usaron mis palabras para escribir un ¿reportaje? negativo sobre la ciudad tergiversando totalmente lo que yo había dicho. No solo tergiversando, inventando. Cuando vi una declaración mía falsa me quedé con la boca abierta. Completamente alucinada.




No voy a mencionar el nombre de la publicación porque la directora es muy muy muy amiga mía y excelente profesional. De las mejores que conozco. El ‘error’ fue de una becaria que me ha devuelto la ilusión por continuar luchando para dar clases en la Universidad. Porque vaya tela… En fin, después de hacer el esfuerzo de sacar un rato para contestar en pleno auge olímpico, me parece que no debía desaprovechar la oportunidad de compartir el resultado aquí, por lo menos…

Interior de la arena de vóley playa en los Juegos de Rio 2016. Foto: Virtudes Sánchez

Interior de la arena de vóley playa en los Juegos de Rio 2016. Foto: Virtudes Sánchez

Estas fueron las preguntas que me hicieron y las respuestas que yo di:

1. He leído que el centro es peligroso excepto en horario laboral, ¿tan vacío se queda al acabar el día? Desconozco cómo es la situación pero me sorprende que se quede tan inhóspito siendo la capital.

 

A mi también me sorprendió la primera vez que vine hace seis años. No entendía como no había grandes centros comerciales en el centro o una plaza donde todo el mundo se reuniera, una buena conexión de transporte público, seguridad, limpieza… Esa zona debería ser una de las más cuidadas, por lo menos según nuestro modo de ver la vida.

El centro de Río de Janeiro es diferente al centro de las ciudades europeas a las que estamos acostumbrados. Está el barrio de Lapa que es uno de los más populares y auténticos de la ciudad, lleno de bares, algunos muy famosos y prestigiosos donde se canta y baila samba en directo.

Moverse por el centro por la noche es posible, por supuesto, pero preferiblemente en coche y si puede ser acompañado de un brasileño o de alguien que conozca bien la ciudad. Hay una acumulación de personas de todos los tipos y condiciones. Algunos van allí solo a robar o a crear confusión. Por eso no es seguro, pero es histórico y está lleno de lugares interesantes que merece la pena conocer.

Aquí hay un problema muy serio no solo con la desigualdad sino también con las drogas. En el centro hay muchos fumadores de ‘crack’ que a veces atacan a la gente porque están bajo los efectos de lo que han consumido.

Concretamente en la zona de Lapa y más ahora con los Juegos hay mucha seguridad. Policías vestidos de paisano, ejército… otros lugares ya están menos vigilados. Con precaución te puedes mover pero sin conocer, mejor ir acompañado.

2.  ¿El metro es seguro por lo general? ¿Merece la pena usarlo?

El metro está muy bien. Es excesivamente pequeño para lo grande que es la ciudad pero lo que hay funciona correctamente. Los vagones son grandes, está limpio (mucho más que en París o Londres por ejemplo) y se puede usar con tranquilidad. La gente usa sus teléfonos móviles… Como nuestros metros en España. ¿Te pueden robar? Por supuesto, pero en Madrid y Barcelona también.

El problema del metro en Río de Janeiro es que hay dos líneas que funcionan principalmente en la zona sur que es el área más ‘rica’. Los trabajadores que se desplazan de las zonas más humildes del norte tardan hasta dos y tres horas en llegar y volver a sus casas porque tienen que coger trenes y autobuses. Si hubiese conexión por metro la vida de ¾ partes de la ciudad cambiaría por completo.  

3. Me gustaría saber más sobre eso de que por la noche, en Brasil (creo) está permitido saltarse los semáforos por el peligro que conlleva quedarse parado.

 

No sé si está permitido saltarse los semáforos, no creo que haya ninguna ley que así lo establezca pero sí es cierto que la gente lo hace y que incluso se recomienda por lo menos reducir la velocidad, mirar bien por los lados y si es necesario continuar para evitar asaltos.

Es bastante habitual en algunas zonas. Obvio que en lugares como la zona sur de Río de Janeiro donde hay mucho tráfico, muchos restaurantes hoteles y turistas no es necesario llegar a ese punto e incluso puede ser peligroso hacerlo.

4. Me gustaría conocer cómo es el tráfico normalmente en Río para poder compararlo con el de ahora por los Juegos Olímpicos…

 

El tráfico es un caos en Río de Janeiro. Un trayecto que en cualquier lugar de Europa podría hacerse en 20 minutos aquí puede alargarse a una hora o más. Teniendo eso en cuenta tengo que decir que ahora en los Juegos tampoco ha empeorado tanto.

Ayer estaba hablando con un conductor de Uber (aquí se usa muchísimo Uber, es más popular que los taxis) y me decía que el problema es la educación y conciencia vial de la gente, que es inexistente. Se quedan parados en mitad de la carretera para arreglar un faro o hacer cualquier otra cosa que detiene al resto de los coches que vienen detrás.

La señalización es buena y no hay grandes atrasos. Él decía que lo que haces normalmente en 30 minutos ahora en los Juegos puedes hacerlo en 40. O sea, hay algunos atrasos pero no tanto como se esperaba. 

5. ¿Cómo es el estado de la red de carreteras de Brasil o de Río más concretamente?

Depende muchísimo del estado. Ten en cuenta que Brasil es como 17 Españas. Si ya nosotros tenemos diferencias entre comunidades autónomas, imagina en Brasil… El norte y nordeste son más pobres y el sur es tan desarrollado como Europa. Partiendo de esa base te puedes imaginar que hay carreteras ‘top’ de primer nivel y carreteras desastrosas.

En Río de Janeiro no están mal porque hay muchas zonas turísticas. No se limita a la capital. Está la ‘Região dos Lagos’ con Búzios, Arraial do Cabo, Cabo Frío… que son destinos internacionales. O la Costa Verde con Angrá dos Reis, Paraty o Ilha Grande, donde llegan visitantes de todo el país y muchos extranjeros.

Por aquí las carreteras están bien, pero el otro día me decía un argentino que ha venido a los Juegos en moto desde Buenos Aires que, en comparación con Argentina, las carreteras que se ha encontrado son penosas. Tardó tres días en llegar y dice que ha visto de todo…

6. ¿Cuál es el peligro real que tiene andar por zonas solitarias en cuanto a robos y agresiones? Quiero decir, es tan común que te atraquen, por ejemplo?

No es tan común, no. Por lo menos no es tanto como cree la gente en España. No quiero decir que no es posible porque sí que es, pero tomando ciertas precauciones como no llevar joyas, relojes, caminando como los brasileños caminan, mirando al frente, intentando no parecer extranjero, tratando de hablar en portugués o por lo menos evitar hablar muy alto en español en algunos sitios… pasando desapercibido no tiene por qué ocurrir nada malo.

Depende de las zonas donde cada uno se meta, de la picaresca… El problema es que si te atracan puede que no hay remedio. Si te resistes te pueden matar. También depende de la ‘suerte’ de cada uno, infelizmente como dicen en Brasil…

7. ¿Es normal que te obliguen a bajar del coche para robártelo? ¿Hasta qué punto ocurre con frecuencia?

Ocurre. Hasta qué punto no lo sé. Conozco casos de gente que le ha pasado esto, pero vamos… tampoco me encuentro con amigos que hayan tenido que salir de su coche para dárselo a un ladrón todos los días. Aquí siempre comentan que cuando ocurre, el ladrón apunta con su pistola y dice: ‘Perdeu’. Y ya sabes lo que tienes que hacer: salir del coche y buscarte la vida.

TE PUEDE INTERESAR:

8 motivos para pasar del alarmismo y conocer Río de Janeiro

Trucos para coger un taxi con seguridad en Río de Janeiro

Tour favela o cómo ver la desigualdad de Río de Janeiro desde dentro

Pedra da Gávea, las vistas más impresionantes de Río de Janeiro

10 hoteles baratos en la zona sur de Río de Janeiro



Comments

comments