Cuando fui a conocer Teresópolis me alojé en el hotel Intercity. Está situado en una zona tranquila y céntrica de la ciudad, próxima a los centros comerciales, tiendas y restaurantes que predominan en uno de los lugares preferidos de los cariocas que buscan descansar y experimentar el fresquito de la sierra fluminense.




Los dos días en Teresópolis después de los Juegos de Rio 2016 me vinieron fenomenal. Foto: Virtudes Sánchez

Mi habitación en el hotel Intercity de Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: VS

 

El hotel Intercity es grande, limpio, nuevo y las habitaciones amplísimas, cómodas y luminosas.

Yo fui sola, como casi siempre en mis viajes por Brasil, pero me dio muchísima rabia porque realmente este es un lugar para ir acompañado. Y no solo por la cantidad de actividades al aire libre que se pueden hacer en Teresópolis sino por disfrutar de todos los servicios que ofrece el hotel.

Habitación doble y exterior en el hotel Intercity de Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: Virtudes Sánchez

Habitación doble y exterior en el hotel Intercity de Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: VS

 

De hecho creo que la cama es una de las más grandes que he visto a lo largo de mis viajes. También me gustó mucho la zona para trabajar. Como casi siempre llegué con la obligación de descargar fotos, escribir algunas cosas, gestionar otras… y el entorno fue de lo más agradable. Nada de ruidos. Extrema tranquilidad.




También me gustó mucho el gimnasio que además está abierto hasta bastante tarde. En otros hoteles descuidan la zona fitness y odio eso porque a mi me gusta hacer deporte en un sitio con máquinas bien cuidadas, variadas y una buena cantidad de mancuernas para hacer ejercicios de mantenimiento al menos. Este tenía todo eso. Perfecto para el uso que le di.

Área de trabajo en la habitación del hotel Intercity en Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: Virtudes Sánchez

Área de trabajo en la habitación del hotel Intercity en Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: VS

 

Otra de las cosas que más me gustó fue el desayuno. Especialmente la zona del desayuno. Se sirve en la parte de abajo y hay una terracita muy cómoda y fresca (ojo con la ropa que lleváis porque en Teresópolis aunque no sea invierno puede hacer bastante frío, sobre todo por la mañana y por la noche).

Terraza del restaurante del hotel Intercity de Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: Virtudes Sánchez

Terraza del restaurante del hotel Intercity de Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: V. Sánchez

 

En la puerta es fácil encontrar taxi. Si no, en el hotel te llaman a alguno para desplazarte en tus visitas o continuar tu camino. También hay una zona de congresos (que no llegué a ver), lavandería, clases de yoga, tratamientos de estética, servicios de belleza… un sinfín de extras que hacen del Intercity uno de los mejores lugares para alojarse en Teresópolis.

Cuarto de baño en el hotel Intercity de Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: Virtudes Sánchez

Cuarto de baño en el hotel Intercity de Teresópolis (Rio de Janeiro). Foto: V. Sánchez

 

Yo estuve dos días. Fui a visitar la serra dos Órgãos, hice trilhas, conocí el centro de entrenamiento de la selección brasileña, la granja Comary, compré ropitas en las tiendas locales… En un fin de semana se puede conocer bien la ciudad. Eso si no quieres arriesgarte a hacer aventuras más profesionales porque hay rutas de senderismo que te pueden llevar días. La verdad es que es un lugar encantador. ¡Volveré! 🙂

20160929_141501

MÁS INFORMACIÓN, FOTO Y RESERVAS: Hotel Intercity, Teresópolis (Rio de Janeiro)



Comments

comments