Te vas unos días a Ilha Grande para alejarte del mundanal ruido, disfrutar de la naturaleza y relajarte. Buscas un hotel o posada donde lo único que se oiga son los pájaros, los insectos y las hojas de los árboles moviéndose. Si ese es tu perfil, Naturalia es el lugar ideal. Escondida tras una cuesta situada a la espalda de la playa más cercana al embarcadero, esta casa de huéspedes es ideal para pasar unos días de meditación.




Internet funciona pero a trancas y barrancas. En toda la isla es así pero Naturalia no es precisamente un lugar donde se preocupen especialmente por aquellas personas que no son capaces de desconectar. Incitan precisamente a eso, a ayudarte a desestresar.

 

Cama en una habitación doble en la posada Naturalia de Ilha Grande (Rio de Janeiro). Foto: VS

Cama en una habitación doble en la posada Naturalia de Ilha Grande (Rio de Janeiro). Foto: VS

 

En las zonas comunes disponen de libros de todos los tipos, hay café para tomar libremente durante todo el día mientras respiras paz y tranquilidad. Es lo más parecido a dormir en mitad de la selva pero en un hueco labrado entre las piedras y a base de madera. Casi toda la posada está hecha de madera.

Detalle del acceso a las habitaciones en la posada Naturalia. Foto: VS

Detalle del acceso a las habitaciones en la posada Naturalia. Foto: VS

 

Me gustaron mucho las habitaciones, que son amplias, luminosas y muy bien decoradas. Despertar y abrir los ventanales fue un placer. Ver aquél sol de Ilha Grande salir desde ese punto estratégico no tiene precio. Hay una terracita exterior en cada cuarto con una mesa y un par de sillas de madera además de una hamaca. Es un lugar encantador.

Terraza de la habitación en la posada Naturalia de Ilha Grande (Rio de Janeiro). Foto: VS

Terraza de la habitación en la posada Naturalia de Ilha Grande (Rio de Janeiro). Foto: VS

 

El desayuno también me gustó bastante, sobre todo por el lugar donde lo sirven: en el acceso, en mitad de los matorrales, con músicas chill out. Cuando yo fui había bastante gente de todos los países. El ambiente era excepcional. Familias, viajeros en solitario, estudiantes… personas de todas las edades pero aparentemente con muy buena educación.

Espacio donde se sirve el desayuno en la posada Naturalia. Foto: VS

Espacio donde se sirve el desayuno en la posada Naturalia. Foto: VS

 

Encontrar la posada puede ser un poco complicado. Yo pregunté a un señor de la isla que me llevó hasta la puerta. Si vas directamente desde el barco asegúrate de que no te equivocas de camino o directamente pide a alguien que te acompañe. Es habitual pagar algo de dinero a la gente de Ilha Grande en ese tipo de casos.

Calle donde se encuentra la posada Naturalia. Foto: VS

Calle donde se encuentra la posada Naturalia. Foto: VS

 

En definitiva, la posada Naturalia me gustó mucho. Repetiría allí sin lugar a dudas. Podemos decir que es una posada de nivel lujo. Hay de varios tipos y precios pero esta está entre las mejores seguramente.

MÁS INFORMACIÓN, FOTOS Y RESERVAS: Pousada Naturalia en Ilha Grande (Rio de Janeiro)

 

Comments

comments