Entre las ‘trilhas’ que cualquier persona en unas condiciones físicas normales podría hacer destaca la Pedra Bonita. Porque estas caminatas a las piedras más altas de Rio de Janeiro parecen sencillas pero a veces no lo son. Hay algunas que combinan partes de senderismo con escalada y rapel, como la de la Pedra da Gávea, y entonces se complica la historia…

Para iniciar el paseo hay que ir hasta São Conrado. La Pedra Bonita se encuentra en una calle con el mismo nombre, en la bifurcación de la estrada das Canoas (recomendado paseo y comida en la favela). Hay autobuses desde el centro y sur. Si estás en Copacabana, Ipanema, Leblon o alguno de los barrios de esta zona, puedes coger el autobús 448. Desde la parada final hasta la rampa de acceso a la ‘trilha’ puedes ir caminando. Otra opción es coger un taxi o un Uber.

Yo lo hice así: cogí un autobús en la orla de Copacabana frente al hotel JW Marriot, me bajé en São Conrado y pedí un Uber hasta la cima de la rampa. Allí hay dos caminos, uno que va a la piedra desde donde se puede hacer parapente y ala delta, y otro que es el que sube a la Piedra Bonita.



En este último hay una especie de caseta con un señor anotando los nombres y teléfonos de las personas que suben para tener un control en caso de emergencia. No pasará nada porque es muy fácil, pero como medida de seguridad está bien.

Antes de subir a la Pedra Bonita hay que dejar tus datos personales por seguridad. Foto: Virtudes Sánchez

Antes de subir a la Pedra Bonita hay que dejar tus datos personales. Foto: Virtudes Sánchez

 

El paseo dura una media hora aproximadamente. El camino es de tierra y hay árboles y matorrales típicos de la mata atlántica. Ojo: no olvides echarte un repelente de mosquitos extra fuerte porque lo que hay en esa subida es alucinante… me dejaron las marcas más grandes desde el viaje a Ilhabela con sus famosos borrachudos. ¡Yo siempre me equivoco en algo! Esta vez fue en pasar repelente en las piernas cuando ya me habían empezado a comer viva.

En el camino a la cima de la Pedra Bonita encontrarás un montón de monos trepando los árboles. Foto: Virtudes Sánchez

En el camino de la Pedra Bonita encontrarás muchos monos. Foto: Virtudes Sánchez

 

Una vez en lo alto, lo primero que verás será la inmensa e imponente Pedra da Gávea. A la izquierda, la zona sur, con sus playas maravillosas, el Morro Dois Irmãos, que parece insignificante desde ahí arriba… y toda la parte centro de la ciudad. A la derecha, las lagunas de Barra da Tijuca, la playa de Recreio y el área urbana más joven de Rio de Janeiro.



Puedes descansar, hacer fotos y hasta organizar un picnic en la cima. La gente se toma su tiempo porque realmente es una vista increíble. Aprovecha para relajarte y observar la ‘cidade maravilhosa’ desde las alturas.

Vistas de la zona sur de Rio de Janeiro desde la Pedra Bonita. Foto: Virtudes Sánchez

Vistas de la zona sur de Rio de Janeiro desde la Pedra Bonita. Foto: Virtudes Sánchez

 

La bajada es más fácil todavía que la subida porque ya conoces el camino y es cuesta abajo. Si vas entre semana habrá menos gente. Los fines de semana se llena. Intenta ver primero la previsión del tiempo porque nunca es recomendable hacer una subida de este tipo si ha llovido el día anterior o si está previsto que llueva. Por riesgo de resbalones y otros accidentes. Además, las vistas con nubes no son iguales.

De frente, nada más llegar a la cima, verás la Pedra da Gávea. Foto: Virtudes Sánchez

De frente, nada más llegar a la cima, verás la Pedra da Gávea. Foto: Virtudes Sánchez

 

No hace falta que contrates a una agencia de turismo, puedes hacer el camino solo o con un grupo de amigos o viajeros. Pero si prefieres ir acompañado puedes buscar un guía independiente o comprar la actividad en alguna web de confianza. También puedes buscar en Facebook, y sobre todo, en Instagram.

Siempre hay grupos que organizan ‘trilhas’. Seguro que te agregan en WhatsApp y te mantienen informado de este y de otros paseos por Rio de Janeiro. Puedes fiarte, generalmente las personas que hacen este tipo de cosas son buena gente.

Barra da Tijuca y Recreio desde la Pedra Bonita. Foto: Virtudes Sánchez

Barra da Tijuca y Recreio desde la Pedra Bonita. Foto: Virtudes Sánchez

 

Importante: lleva ropa cómoda, si es de deporte mejor, una botella grande de agua y algo para comer por el camino como barritas de cereales, un plátano o un bocadillo.

TE PUEDE INTERESAR:

Tour por el centro de Rio de Janeiro (con guía en español)

Visita con guía al Cristo Redentor de Rio de Janeiro (en español)

Tour guiado en español por el Rio de Janeiro cultural


Comments

comments