Cuando fui a Belo Horizonte, la capital del estado de Minas Gerais, por primera vez, conocí a Begoña, una seguidora española del blog. Ella me enseñó la mayor parte de las zonas famosas de la ciudad y me presentó a algunas personas. A otras las fui conociendo yo a lo largo de una semana alojándome en diferentes áreas intentando empaparme un poco de cómo era por dentro esa encantadora ciudad.

Begoña, que es de Santiago de Compostela, estaba allí con su marido y su hija por motivos laborales. La vi feliz, extrañando sus cosas de España (oh morriña) pero bastante sorprendida por todo lo que encontró, que no era ni mucho menos lo que esperaba. “Antes de mudarnos aquí, leer tus artículos me ayudó mucho”, me dijo.


Yo pensaba: “Serán los genéricos porque de Minas Gerais, y más concretamente de Belo Horizonte, no tengo absolutamente nada. ¡No lo conocía! Ahora sí puedo decir alguna cosa, ¿pero antes?

La alegría de Begoña tenía varios motivos. A nivel laboral, un español con buena formación y experiencia es bastante reconocido en Brasil. Sentía que su familia estaba siendo valorada y eso le daba tranquilidad, satisfacción y agradecimiento. Tanto, que llevaba dos años en Belo Horizonte y tenía claro que si tuviese que quedarse dos más lo haría con todo el gusto del mundo.

Otra cosa que destacó bastante es el grado de inseguridad. La mayoría de las grandes ciudades en Brasil, y muchas pequeñas también, tienen problemas para controlar la violencia en las calles.

No quiero decir con esto que vivir allí no sea agradable, de hecho yo he vivido en Rio de Janeiro, que tiene fama de ser la más peligrosa aunque no lo es, y no me ha pasado absolutamente nada.


En Belo Horizonte hay favelas, pero están más alejadas del centro. Se producen robos, como también ocurre en Madrid o en Barcelona, pero no es algo que deba hacer desistir de la idea de viajar o vivir allí a ninguna persona.

El calidad de vida en Belo Horizonte es superior al de muchas capitales brasileñas. El precio del alquiler no es tan alto como en Rio de Janeiro o São Paulo y la calidad de las construcciones muchas veces es mejor.

Otra cosa a tener en cuenta es la gastronomía. Minas Gerais en general es conocida como la región donde mejor se come de Brasil. Y el precio de la comida en los supermercados, no siendo especialmente bajo, tampoco es tan alto como en otras grandes ciudades. Hay un montón de festivales gastronómicos que se celebran a lo largo del año y el Mercado Central es un destino turístico de visita obligada.

Área residencial en Belo Horizonte (Minas Gerais). Foto: Virtudes Sánchez

Área residencial en Belo Horizonte (Minas Gerais). Foto: Virtudes Sánchez

La educación es otro de los puntos fuertes de la ciudad, que cuenta con una red extensa de centros educativos tanto públicos como privados a todos los niveles. La Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) tiene mucho prestigio en Brasil así como la Fundação Dom Cabral y la PUC-MG (Pontifícia Universidade Católica).

Una cosa que me llamó la atención fue las numerosas áreas verdes de Belo Horizonte, que tiene un montón de parques y plazas muy populares como Pampulha o la Praça da Liberdade, centro de reunión de personas de todas las edades.





Igual que las zonas para salir o para cenar y tomar algo tranquilamente. Hay varias áreas repletas de ‘barzinhos’ donde se puede degustar la impresionante culinaria mineira y conocer gente porque eso sí… los ‘mineiros’ son gente en general muy tranquila, más relajada que los intensos cariocas y, posiblemente, menos estresados que las personas que viven en la inmensa y acelerada São Paulo.

Praça da Estação, en Belo Horizonte. Foto: Virtudes Sánchez

Praça da Estação, en Belo Horizonte. Foto: Virtudes Sánchez

 

Algunos de los barrios más acomodados y tranquilos son Savassi, Funcionarios, Cidade Jardim e Cidade Nova pero hay otros, un poco menos céntricos, donde hay hoteles y edificios residenciales muy modernos.


Belo Horizonte es, en definitiva, una ciudad preciosa, cómoda y más segura que otras grandes ciudades de Brasil para vivir y también para visitar, ¿por qué no? Si te decides a explorar Minas Gerais, no descartes de ninguna manera pasar unos días en la capital. ¡Te encantará!

NO TE PIERDAS:

– 10 hoteles bien ubicados y de calidad en Belo Horizonte

– Mercado Central de Belo Horizonte, visita obligada en la capital mineira

Maria Fumaça: un paseo por Minas Gerais en un tren de vapor del siglo XIX

¿Qué son las ciudades históricas de Minas Gerais y por qué conocerlas?

 

 

Comments

comments