Estaba queriendo descubrir algún sitio de samba nuevo cuando me dijeron: “Te voy a llevar a uno de los más tradicionales de Rio de Janeiro. Samba do Beco do Rato, ¿lo conoces?”. Y no, ¡no lo conocía! Nunca había oído habla de este sitio. Cuando crees que eres carioca total y descubres que todavía te falta un poco 🙂

Una de las barras del famoso Beco do Rato. Foto: Virtudes Sánchez

Una de las barras del famoso Beco do Rato. Foto: Virtudes Sánchez

 

Fuimos. Y lo primero que se me ocurrió decir fue: “Dios, no había sentido tan buena energía desde que viví un partido del Flamengo con la afición”. Efectivamente, una grada apasionada que grita, canta y anima sin descanso ejerce el mismo impulso sobre la gente que quienes cantan y bailan alrededor de una roda de samba. De la roda de samba do Beco do Rato, concretamente. Porque no todas son iguales en Rio de Janeiro, para nada.

 

Si pretendes conocer la verdadera samba, la samba raíz, tienes que alejarte de los sitios más turísticos. Que no están mal, como Rio Scenarium, pero la sensación que transmiten es muy diferente, mucho más pobre, menos fuerte, menos verdadera, con mucha menos esencia…

Todos los días hay samba, algunas veces incluso músicas nuevas de artistas menos conocidos. Los martes es el turno del ‘choro’, un tipo de samba más instrumental, música improvisada, relajante e inspiradora.

Beco de Rato antes de su apertura en 2005 era un almacén de bebidas. De esos almacenes que abundan en las calles de Rio de Janeiro y desde donde se distribuye agua y otras bebidas.

Antiguamente la gente bebía cerveza y comía pasteles, carne de sol, aipim frito y otras delicias de la gastronomía brasileña. El éxito enorme del local obligó a una adaptación y reforma. Empezó a cobrarse entrada y se creó un espacio un poco más ‘gourmet’. Ahora tienen mucho éxito también los ‘drinques’, como llaman en Brasil a las copas, licores tipo ‘gin tonic’.

Los cantantes y los clientes se mezclan en Beco do Rato. Foto: Virtudes Sánchez

Los cantantes y los clientes se mezclan en Beco do Rato. Foto: Virtudes Sánchez

 

Las paredes son impresionantes. Obras de arte en toda regla. Están llenas de pinturas de estilo tropical que recrean la historia musical de Brasil. Al final, ‘Beco do Rato’ está en el centro de Rio de Janeiro, un lugar donde se respira todavía la herencia de la colonización portuguesa.

Aclaración importante: en el título utilizo el artículo EL y no LA para referirme a samba porque en portugués es una palabra masculina y quedaba mejor para hablar sobre este lugar. Seguro que lo entendéis 😉

 

 

Comments

comments