Si estás en Brasil y necesitas hacer una transferencia internacional olvídate de los bancos. Para no acabar arruinado lo mejor es que utilices formas alternativas de depositar dinero. Más rápidas, más baratas y más efectivas. Sin intermediarios.






Hace poco tiempo me hice una transferencia desde mi banco de España (La Caixa) a mi banco de Brasil (Itaú) para probar cuánto me cobrarían por el método tradicional. Todavía estoy sufriendo las consecuencias del experimento…

Transfería 100 euros. Me cobraron de forma inmediata 33 euros por la gestión. Cuál fue mi sorpresa cuando vi que pasaban los días y el dinero no llegaba al banco de Brasil. Llamé por teléfono para preguntar.

Me dijeron que el banco español había usado otro banco intermediario y que no me llegaría el cambio correspondiente a los 100 euros que había enviado sino solo 75.

Sucursal del banco Itaú en Rio de Janeiro. Foto: Douglas Pfeiffer Cardoso

Sucursal del banco Itaú en Rio de Janeiro. Foto: Douglas Pfeiffer Cardoso

 

O sea, 33 euros de comisión inicial más 25 que se quedarían por el camino. En total, 58 euros para un envío de solo 100. Eso significa que entre todos me cobrarían una tasa de más del 50%. ¡Absurdo!

Pedí a Itaú que bloquease esa transferencia porque no estaba de acuerdo con el valor de la comisión y me puse en contacto con La Caixa. Al final me tocó ir a la oficina en persona cuando viajé a Madrid para Navidad.




Me devolvieron los 33 euros de la primera comisión y solicitaron la devolución de los otros 100 a Itaú. Ellos solicitaron mi conformidad por mail. Dije que sí, que yo había pedido esa devolución y después de más de un mes el dinero todavía no ha sido reintegrado en mi cuenta.

BUSCANDO LA MEJOR FORMA DE TRANSFERIR DINERO

En mitad de toda esta odisea me puse a hacer otros experimentos. Y por fin encontré la aplicación Transferwise. La verdad es que algunos seguidores ya me habían hablado de ella pero no sabía cómo funcionaba y no me la había descargado.

Por fin lo hice y la verdad es que de todas es la mejor opción que he encontrado hasta el momento. Puedes transferir dinero a otras personas e incluso a ti mismo en otro país como es mi caso.

Lo que hago es enviar dinero de las cuentas de España a la de Brasil para pagar el alquiler, electricidad, internet, etc, y para tener algo en la tarjeta brasileña y poder usarla en compras básicas sin pagar comisiones por conversión de moneda.




Con Transferwise la media de tiempo que tarda el dinero en llegar desde tu cuenta o tarjeta es de unas cinco horas. Dependiendo del banco puede tardar un poco más así que mi recomendación es que hagas la transferencia al menos con un día de antelación si necesitas el dinero para una fecha concreta porque si lo dejas para el último momento, a pesar de la rapidez, es posible que no te llegue para cuando lo habías planeado.

Esta aplicación te cobra una pequeña comisión por la gestión. Yo pago menos de 3 euros cada vez que hago una transferencia de entre 600 y 800 euros. En comparación con los bancos tradicionales, merece muchísimo la pena.

Por la seguridad, ¡ni te preocupes! No conozco a nadie que me haya hablado sobre algún posible fraude.

Paypal también acaba de estrenar un servicio de transferencias internacionales. Se llama Xoom. No lo he probado pero he leído algunas opiniones negativas en Internet. Ninguna relacionada con la seguridad porque esta aplicación es sinónimo de confianza.

La gente se quejaba más de la comisión. Ni idea. Si la habéis probado dejar vuestro comentario abajo para ayudar a otras personas.




En cualquier caso, hay varias aplicaciones de este tipo para hacer transferencias internacionales. Seguramente cualquiera, por mucho que te cobren, es mejor que usar un banco tradicional. ¡NO LO HAGÁIS! No tenéis la garantía de que el dinero os llegue y os comerán a comisiones.



Comments

comments