Si en Búzios hay una playa popular entre la «gente bonita», como dicen en Brasil, esa es Geribá. El nombre viene de un tipo de palmera propia de la Mata Atlántica. Es amplia y con fuerte oleaje. Por eso siempre hay surfistas y también gente conocida en el mundo del espectáculo brasileño. Es una playa ‘cool’ donde también van muchas familias con niños.




La arena es fina y el agua limpia. A pesar de las olas, la orilla no es excesivamente profunda y, cuando hace buen tiempo, que es prácticamente todo el año, te puedes bañar sin problema. Esto puede parecer una tontería, pero en Brasil hay muchas playas preciosas que son geniales para caminar, mojarse los pies y hacer unas fotos, pero peligrosas para el baño.

La zona donde se encuentra la playa de Geribá es una de las más nobles de Búzios. Está rodeada de grandes casas donde veranean las familias pudientes, hay multitud de posadas y algunos restaurantes, además de bares más humildes y tiendas.

Una recomendación, si no quieres gastar demasiado dinero en tu viaje a Búzios, es comer en esos bares de las calles que conectan con la playa.

Los vendedores ambulantes de comida la compran ahí y luego la venden a los bañistas mucho más cara. O también puedes ir a conocer otras playas maravillosas de Búzios y buscar restaurantes callejeros con comida casera.

Puesta de sol en la playa de Geribá, en Búzios. Foto: Virtudes Sánchez

Puesta de sol en la playa de Geribá, en Búzios. Foto: Virtudes Sánchez

Hay muchísima gente que habla español trabajando o vendiendo en la playa y alrededores. No vais a tener problema para comunicaros porque hasta los propios dueños de los negocios de la zona ya están acostumbrados a atender a turistas, sobre todo argentinos.

Atardecer en la playa de Geribá, en Búzios. Foto: Virtudes Sánchez

Atardecer en la playa de Geribá, en Búzios. Foto: Virtudes Sánchez

Una actividad recomendable es hacer un paseo en jeep. Incluso, con una buena organización, puedes recorrer Búzios durante el día y pasar la tarde en Geribá.




En cuanto a la seguridad, no hay ningún problema. Eso sí, cuando anochece es mejor no andar solo por esas calles durante mucho tiempo porque puedes ser víctima de algún asalto.

El día que hice el vídeo para el blog acabé perdida y tuve que quedarme hablando con un portero de un hotel que me recomendó coger un Uber, a pesar de estar cerca del hostel donde me alojaba. Me avisó de que los ladrones van con la moto y si llevas algún bolso o algo o vas hablando por el móvil, te lo pueden arrancar. Nada demasiado grave y que no se pueda evitar.

 

Comments

comments