Imagina caminar por el Parque Nacional da Tijuca, en Rio de Janeiro, entrando en grutas y haciendo paradas para bañarte en cascadas preciosas. ¡Es posible! Una de las mejores experiencias, alternativa a las playas, que puedes realizar.

Fui hace unos días, con Felipe, guía turístico que trabaja en varios proyectos como Sou Mais Carioca y The Trilhas, cada uno dirigido a un tipo de turismo diferente, todos en Rio de Janeiro.

Cachoeira das Almas, una de las cascadas del circuito de grutas y cascadas. Foto: Virtudes Sánchez

Él abrió espacio en su grupo para que pudiese vivir la experiencia, conocer la ruta y venir aquí para enseñáosla. ¡Me encantó! Fueron casi seis horas desde que empezamos a caminar en el Parque Nacional da Tijuca.

¡Este Parque es inmenso! Tiene 3.954 hectáreas y está dividido en 4 sectores: Floresta da Tijuca, Serra da Carioca, Pedra Bonita, Pedra da Gávea y Pretos Forros / Covanca. Además de cascadas y grutas también hay impresionantes miradores y obras arquitectónicas.

La más importante, el Cristo del Corcovado, monumento de estilo Art Déco más grande del planeta y una de las siete maravillas del mundo moderno.

El área que compone el Parque Nacional da Tijuca fue utilizada originalmente para la extracción de maderas y para el cultivo de caña de azúcar y de café.

La deforestación causó una fuerte sequía que llevó al Imperio a expropiar algunas tierras, las más cercanas a las nacientes con el objetivo de preservarlas.

Después se inició una reforestación que ha hecho posible el mantenimiento de este bosque, de su flora y de su fauna.

Ver todo el Parque Nacional da Tijuca en un solo día es imposible. Por eso hay que seleccionar rutas o lugares específicos para conocer.

Lo más importante es hacerlo acompañado por alguien que lo conozca muy bien o por un guía especializado y acrediado.

En esta ocasión, nosotros vimos las siguientes grutas y cascadas (cachoeiras, en portugués):

  • Cascatinha Taunay
  • Gruta do Morcego
  • Gruta do Belmiro
  • Gruta Bernardo de Oliveira
  • Gruta do Archer
  • Cascata da Baronesa
  • Cascata Diamantina
  • Cachoeira das Almas

En este paseo puedes hacer fotos y vídeos increíbles. Yo tengo algunos ya publicados y seguiré publicando en el perfil de Instagam del blog y en Facebook. Podéis ir allí para ver mejor la belleza de este parque y del paseo. ¡Merece muchísimo la pena!

Eso sí: llevad repelente de insectos y disposición. Descansad el día de antes porque, aunque el camino es fácil, es un poco largo.

Comments

comments